Bolas Chinas

Archivo para la categoría "Como usar las bolas"

colocar

 

Antes de empezar, relájate y tómate tu tiempo. Si estás nerviosa tus músculos se tensarán. Lávate las manos. Ahora, busca la posición que sea más cómoda para ti. sentada en el W.C. con las rodillas bien abiertas, inclinada ligeramente con las rodillas flexionadas y separadas, de pie colocando un pie en el W.C., o tumbada en la cama con las piernas abiertas. La posición es la misma que utilizas para introducir un tampón, busca la postura que te sea más cómoda y con la que te sientas más relajada.

1.- Pon unas gotas de lubricante en el extremo de la bola china que vas a introducir primero. Esto te ayudará a que las bolas chinas resbalen con más facilidad. La cantidad de lubricante necesario depende de la textura de las bolas chinas y de la facilidad que tengas para introducirlas. Comienza solo con unas gotas y ve utilizando más lubricante hasta que te vayas sintiendo cómoda al introducirlas. Si utilizas demasiado lubricante al principio puede que luego se resbalen, especalmente si una musculatura del suelo pélvico poco tonificada.

2.- Usa tus dedos para sujetar únicamente la primera bola que vás a introducir y usa la otra mano para abrir los labios mayores que cubren la apertura de la vagina. Coloca el extremo de la bola en la apertura de la vagina y dirígela en dirección hacia tu espalda.Si estás lo suficientemente relajada, sentirás como tu vagina se abre y te deja introducir la primera bola.

3.- Recuerda que tu vagina se extiende hacia atrás, en dirección a la base de la columna, no hacia arriba. Respira unas cuantas veces y empuja suavemente la primera bola dentro de la vagina. Si la bola no entra suavemente, entonces haz pequeños movimientos giratorios o laterales mientras la empujas.

4.- Una vez la hayas introducido haz lo mismo con la segunda. Ya será más fácil. Puede que te encuentres con “la pared” cuando las bolas chinas casi están en tu vagina. Esto es debido a que la vagina no es totalmente recta sino un poco curvada. Si estás tensa y tus músculos son rígidos, puedes sentir molestias. En este caso no te asustes, para un poco, trata de calmarte, relajarte y espera hasta que las molestias desaparezcan. Date suficiente tiempo. Cambia un poco el ángulo de la inserción y puedes seguir empujando con el dedo índice.

Las bolas chinas están ahora dentro de tu cuerpo, con el cordón colgando libremente fuera. Si está bien colocado, no deberías sentirlas a no ser que comiences a moverte con lo cual notarás sus vibraciones. En algunos casos estas vibraciones apenas son perceptibles, pero el peso de las bolas y las vibraciones comenzarán a hacer su trabajo.

De esta forma comenzará tu entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, mejorando tu sexualidad y reduciendo la incidencia de problemas como las pérdidas de orina que han sido tratados en otros “post”.

bolas-chinas-lelo-luna

Lo que realmente os interesa sobre las bolas chinas.

Solo llevamos unos dias del 2013, pero queremos avanzaros la mejor información y la que más os interesa sobre las bolas chinas. A partir de las estadísticas de Diciembre del 2012 y lo que llevamos del 2013 hemos confeccionado la lista de los temas más visitados del blog con un link que os facilita su consulta.

Los post relacionados con la forma de utilizar las bolaschinas  siguen en cabeza.

Y tenemos otros 30 artículos más.

¿Que artículo falta?

Lo que realmente os interesa sobre las bolas chinas.

Algunas veces me habeis preguntado como medir el progreso de la tonificación del suelo pélvico, hay una solución sencilla que nos la proporciona Epi-No. Este producto consiste en un balón de silicona y una perilla de mano con un visualizador de presión integrado (biofeedback) para supervisar la mejora del tono de los músculos del suelo pélvico.

El fabricante nos asegura que es un dispositivo diseñado en estrecha colaboración con ginecólogos, matronas y pacientes. Esta pensado para la preparación al parto y para restaurar el tono muscular en el posparto. En la Unidad de Fisioterapia de la Mujer, con la que la que colaboramos habitualmente, lo utilizan como un aliado ideal para recuperar la tonificación muscular, combatir los problemas de incontinencia urinaria y recuperar la sexualidad.

El EPI-NO Delphine Plus tiene un dispositivo visualizador de presión o manómetro (biofeedback) que ayuda a localizar esos músculos del suelo pélvico difíciles de encontrar. El biofeedback también ayuda a supervisar tu progreso, registra el tono de la musculatura del suelo pélvico y te motiva para mejorar los resultados.

El ejercitador del suelo pélvico EPI-NO consiste en

  1. un balón de silicona contorneado
  2. una perilla manual
  3. un visualizador de presión (manómetro)
  4. una válvula de desbloqueo del aire
  5. conectada por un tubo plástico flexible.

De acuerdo con Delphine Plus la empresa responsable de este producto, se han realizado estudios clínicos que han demostrado que el entrenamiento con el EPI•NO es altamente eficaz. Los resultados desde luego son impresionantes. Os los paso literalmente:

“Al prepararse con EPI-NO, se puede rebajar la segunda etapa del parto casi a la mitad; de 54 minutos (grupo de control) a 29 minutos (EPI-NO).

No solamente la madre sino también el bebé se benefician del acortamiento significativo de esta etapa crítica: los bebés recién nacidos de EPI-NO eran más sanos, según lo mostrado por las cuentas APGAR más altas (medida de la vitalidad después del nacimiento)

Además, la demanda de analgésicos durante el parto fue reducida en casi dos tercios (del 42% en el grupo de control al 16% en el grupo del EPI-NO) La tasa de la epidural se podría reducir a más de la mitad; del 29% al 14%.

Los resultados clínicos realzan enormemente la eficacia del entrenamiento con EPI-NO. Como resultado de su preparación con EPI-NO, cuatro veces más mujeres (comparadas con el grupo de control) experimentaron un parto sin ninguna lesión en el periné y por lo tanto no sufrieron los posibles y muy desagradables efectos secundarios de estas lesiones a corto y largo plazo.”

En cuanto a la recuperación psotparto. Delphine plus recomienda comenzar con los ejercicios de 3 a 6 semanas después del parto para recuperar la fuerza y tono de los músculos del suelo pélvico. Cuanto más fuertes estén tus músculos pélvicos, más presión puedes ejercer en el balón. El manómetro del EPI-NO Delphine Plus supervisa tus ejercicios y te informa de si los estás realizando correctamente. Esto se llama biofeedback y ayudaextraordinariamenyte a motivarte al poder comprobar que tu tonificación mejora.

¿Y como se utiliza?

Pues es sencillo el EpiNo ayuda a localizar exactamente y a ejercitar esos músculos y gracias a su manometro a supervisar la eficacia del resultado que vayas consiguiendo. La rutina de ejercicios recomendada es la siguiente:

  • Consolidación de los músculos del suelo pélvicos. Inserta dos tercios del balón del EPI-NO en la vagina. Contrae y relaja suavemente tus músculos con el balón, que a su vez ejercerá resistencia.
  • Estiramiento del periné. Inflar lentamente el balón del EPI-NO tanto como tu nivel personal de comodidad te lo permita, notando una sensación de estiramiento.
  • Relajación y expulsión. Después de la fase de estiramiento, relaja tus músculos del suelo pélvico
    y permite que la vagina expulse suavemente el EPI-NO hinchado.


¿Y cuanto cuesta?

Ahora lo podeis encontrar por 96€ en www.intimissimoaranda.com. El envío es gratuito.

Como colocarlas, cuanto tiempo llevarlas, tipos de bolas chinas, experiencias. Consulta el índice.

Siguiendo las encuestas y vuestros comentarios aquí teneis unos ejercicios para realizar con las bolas chinas y ejercitar la musculatura del suelo pélvico. La tonificación del suelo pélvico evita problemas de incontinencia urinaria, facilita el parto y la recuperación, y consiguen alcanzar un mayor placer sexual.

Las bolas deben colocarse siguiendo los pasos que aparecen en post anteriores y utilizando un poco de lubricante. La postura debe ser tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y elevando las rodillas. Una vez se vaya consiguiendo una mayor tonificación de la musculatura se podrá realizar el ejercicio de pie aumentando la eficacia del ejercicio al tener que sujetar mas peso.

Es conveniente vaciar la vejiga antes de comenzar la rutina. Durante el ejercio hay que concentrarse en los músculos que rodean a las bolas chinas, no se trata de tensar los abdominales, ni contraer las nalgas. La sensación durante el ejericio es similar a cuando se retiene el flujo de la orina.

Hay que comenzar poco a poco, no se debe empezar realizando un gran esfuerzo, hay que mantener las bolas durante un tiempo corto e ir aumentando progresivamente hasta llegar a los 10 segunndos. Hay que intentar conseguir un ritmo constante durante todo el ejercicio. También se puede ir aumentando progresivamente el peso en el caso de que se disponga de unas bolas con esa posibilidad.

Rutina de ejercicio en 4 pasos:

  1. Contraer la musculatura del suelo pélvico para elevar las bolas chinas en la vagina.
  2. Mantener los músculos contraidos durante 3 a 10 segundos. Es conveniente respirar profundamente al igual que se respira cuando se ejercita cualquier otro músculo. Durante la contracción se aspira y en la relajación se expira.
  3. Liberar la contración y expirar de forma relajada. Las bolas caeran ligeramente.
  4. Relajar el músculo y descansar durante un tiempo hasta recuperarse para volver a repetir el ejercicio comenzando en el punto 1. Es conveniente utilizar la menos el mismo tiempo que en el paso 2.

Esta rutina de 4 pasos se repite 10 veces y el ejercicio puede realizarse 3 veces al dia en función de las capacidades de cada una.

Se puede comprobar que el ejercicio se está realizando correctamente introduciendo un dedo en la vagina con un poco de lubricante y comprobando que las bolas suben durante la contracción y bajan en el momento de la relajación.

Es imprescindible utilizar unas bolas de calidad con materiales hipoalergénicos como la silicona, y utilizar el peso adecuado.

El ejercicio que detallamos puede que no sea adecuado para determinados casos individuales. Estos ejericicios deben realizarse bajo consulta médica especialmente en los casos de embarazo o recuperación de cualquier tipo de lesión o cirugía genito-urinaria o del suelo pélvico.

Ya tenemos más de 400 comentarios registrados en el blog y hemos pensado en compartir con vosotras aquellos que reflejan las preguntas más frecuentes sobre el uso de las bolas chinas. Os agradecemos mucho vuestra concurrida participación en el blog que nos sirven para conocer vuestros verdaderos temas de interés.

Como hay bastantes preguntas iremos tratándolas en varios post. Asi que aquí va la primera tanda:

Pregunta 1:

Hola! Gracias por este blog, la verdad que aclara muchas dudas ^^. Tengo unas cuantas dudas… ¿es totalmente necesario poner las bolas con lubricante? Yo la verdad es que algunas veces me las he puesto sin lubricante y no me ha costado metermelas =S

Y otra cosa.. hace poco que las tengo la verdad y me las suelo meter y estar con ellas unos 15 minutos andando, pero el caso es que la 2ª bola se me sale un pelin.. muy muy poco y me la tengo que volver a colocar >.< eso es porque tengo la musculatura un poco debil?

Tengo las smartballs =). Gracias y un saludo!

Respuesta:

El lubricante es para facilitar la colocación de las bolas y evitar irritaciones. Si no tienes problemas al colocarlas no es necesario, pero a la mayor parte de las chicas nos viene bien un poquito de lubricante.

En los estudios científicos en los que se ha demostrado la eficacia de las bolas chinas las llevan alrededor de media hora en movimiento. Si se te salen es probable que sea porque el peso sea excesivo para el tono de tu musculatura, puedes probar a hacer algunos de los ejercicios que aparecen en el post “otros ejercicios con las bolas chinas” o utlizar unas bolas de menor tamaño como las Teneo UNO (con una sola bola) hasta que cojas el tono muscular suficiente. Luego puedes volver con las dobles.

Si te animas las puedes encontrar en www.intimissimoaranda.com

Pregunta 2:

hola compre las bolas chinas para fortalezer mis muculos vaginales,pues estuve mi segundo parto y quede con muchos dolores vaginales pero aun tengo control de la vagina pero me gustaria tener aun mas fuerza jeje ahora quisiera saber si me las pongo todos los dias al menos 3 horas en movimiento en cuanto tiempo notare los cambios? grasias

Respuesta:

En los estudios científicos en los que se ha demostrado la eficacia de las bolas chinas las llevan tan solo media hora, o algo más, pero siempre en movimiento.

Debes comenzar con menos tiempo e ir incrementandolo poco a poco de la misma forma que harías el fortalecimiento de otro músculo de tu cuerpo.

En esos mismos estudios se han tenido resultados a partir de las 3/4 semanas. Pero ten en cuenta que no se pueden extrapolar directamente a una persona.

Pregunta 3:

Me parece interesante conocer que opinan otras mujeres sobre las bolas chinas, y también me gustaría saber si las usan con lubricante.

Respuesta:

Es conveniente utilizar un poco de lubricante para colocarlas. Esto facilita mucho su introducción. Sin embargo, si se lubrican en exceso podrían salirse. Utiliza un lubricante de calidad con base de agua para no dañar la silicona de las bolas chinas. Te recomendamos la selección de www.intimissimoaranda.com

Otra respuesta de una de nuestras lectoras:

Hola!
queria agradecer este blog.
Me compre unas bolas chinas y me las ponia sin problema pero se resbalaban… despues de leer todo esto, he probado y era por culpa de la cantidad de lubricante. Es mejor tener que echar un poco mas segun lo estas poniendo.

Saludos y os felicito por este blog

Enviadnos preguntas y trataremos de responderlas entre todos.

Hoy os toca a vosotras. He recopilado algunos de los comentarios que hemos recibido en las últimas semanas y no me he resistido a compartirlos con vosotras:

- Una lástima que no sean las chinas en bolas las que den el salto

- No lo veo nada raro… Yo, cuando fui a Planificación Familiar para que me dieran la píldora, tuvieron que hacerme un análisis ginecológico. Bueno, pues la cosa llevó un poco de tiempo, porque mi cuerpo se cerraba como el billetero de un escocés. La mujer me preguntó si eso me pasaba también cuando estaba con mi novio y si sufría dolor en el coito. Le dije que no mucho, pero un poco sí, yo pensaba que era normal porque acababa de perder la virginidad. Me dijo que sufría vaginismo. Podía ser algo provocado sólo por timidez, o por un problema psicológico, pero que no era nada terrible, y cuando por fin me relajé y acabamos el examen, me recomendó que usara unas bolas chinas para acostumbrarme a tener algo dentro y controlar yo misma mis músculos, no que ellos me controlasen a mí.

Aunque me dio un poco de corte comprarlas (las compramos mi ex y yo juntos y tuvo que pagarlas él porque yo era incapaz de acercarme al dependiente y durante todo el rato en la tienda parecí una tortuga, escondiendo la cabeza entre los hombros), pero admito que me fue muy bien con ellas y el dolor del coito desapareció. Y… sí, resulta muy divertido estar con un hombre y masajearle desde dentro

- Más efectivo para comenzar que los ejercicios de kegel, que además de requerir un esfuerzo y un tiempo dedicado ex-profeso, requieren saber reconocer cuándo estás apretando o usando esos músculos. Hay gente a la que se le caen las bolas chinas de tan laxa que tiene la musculatura, imaginaos intentando mover un músculo que no notan ni saben cómo buscar.

Y eso es el inicio, luego hay una serie de ejercicios que se pueden hacer: jugar a intentar expulsar/mover por la vagina las bolitas, cambiarlas por unas más pequeñas y seguir haciendo esos ejercicios, etc.

- Al principio era algo que hacían cuatro locas, pero con los años -y la acumulación de estudios en su favor- algunas matronas/ginecólogas han vencido las reticencias y empezado a recomendarlo a las mujeres recién paridas o con problemas de pérdidas de orina, sobre todo para iniciar la recuperación, que es la parte más complicada.

PD: para cuestiones recreativas hay cosas más útiles, aunque ir a un examen con las bolas chinas puestas es remedio infalible contra los nervios…

- Es más fácil, en mi opinión, ejercitar los músculos con ellas, que realizando los ejercicios Kegel, ya que para ellos es necesario que seas tu quien controle los músculos, y si hay mucha gente que aún no conoce bien su cuerpo, como para pedirle que lo controle…

- Si encontráis a alguna mujer que controle bien esos músculos..ya veréis como se nota la diferencia. Porque os aseguro que la hay, que algo los controlo y las sensaciones que ello produce son muy placenteras.

- Lástima que los hombres no podamos ir por la calle paseando con una vagina masajeándonos nuestras partes.

- Y dejemos paso a la publicidad…

- Antes yo sufría la incontinencia en silencio… desde que conozco “bolas saltarinas” todo ha cambiado.”

¿Y vosotras que opinais?

dedales00

Llega el final de las vacaciones. Se acabaron esos días desordenados, intensos o relajados, pero sobre todo, distintos. Volvemos a casa, al trabajo, a nuestras tareas habituales. Y es el momento en el que la boca se nos llena de buenos propósitos: este año voy a seguir una dieta, voy a hacer más deporte, voy a pasar de mi jefe. Y si no se nos ocurre nada, ahí está la tele para proponernos interesantísimas actividades como coleccionar dedales de todo el mundo, o recopilar 300 fascículos cada uno con su piececita de madera para construir una réplica del Titanic, o la bonita colección de bomberos de plomo.

Sin duda en esta época debemos estar receptivos a comenzar nuevas actividades. Los publicistas ya sabéis que van sobre seguro. Así que porque no aprovechar esas energías para comenzar algo que realmente sea util, placentera y nos ayude a pasar esta etapa de trance postvacacional. Os propongo que este año hagamos el propósito de mejorar nuestra vida sexual. Nos dará muchas satisfacciones a nosotros y a nuestra pareja, pero además lo pasaremos bien mientras vamos dando pasitos en ese camino.

Y como primer pasito os propongo comenzar, o retomar, el uso de las bolas chinas. Con los ejercicios que ya conocéis (aparecen en muchos otros tags de este blog) fortaleceréis vuestra musculatura pélvica y eso nos ayudará a tener mayor control de nuestros orgasmo y que sean más intensos. Pero lo mejor es que mientras las utilizamos también disfrutaremos de esas vibraciones y de la excitación de llevarlas puestas. No es lo mismo un lunes en la oficina, en el mercado, llevando al niños a la guardería, con o sin las bolas puestas.

Asi que, ánimo!!! Vamos a empezar este nuevo curso con buen pié.

¿Como habéis pensado comenzar vosotras?

El verano es la época ideal para recuperar nuestro estado de forma. Estamos más tiempo fuera de casa, disponemos de más tiempo libre, llevamos ropa más ligera, se nos dora la piel, la temperatura y el sol nos cambia el estado de ánimo. Vamos, que a todas nos apetece estar en forma para disfrutar de esta anhelada estación.

También puede ser la época ideal para comenzar a utilizar nuestras bolas chinas. ¿Para que? Pues echando un vistazo a la encuesta que lanzamos en el blog hace unas semanas, mayoritariamente las chicas que las utilizamos lo hacemos simultáneamente con fines terapéuticos y como juguete erótico (49% a la hora de publicar este post).

Con fines terapéuticos se utilizan para evitar las molestas pérdidas de orina y para mejorar la sexualidad. El uso continuado ejercita y tonifica la musculación del suelo pélvico y con ello se facilita la recuperación de la posición de la vejiga y de la vagina. Además se consigue incrementar la lubricación vaginal. ¿Y quién no quiere aprovechar el verano para mejorar sus relaciones sexuales?

Tan solo es necesario adquirir unas buenas bolas chinas, de calidad, y utilizarlas media hora al día durante un paseito por el paseo marítimo, o por los alrededores del lugar donde estéis veraneando, o si no habéis salido de vuestra ciudad, podéis utilizarlas a la caída del sol mientras dais un paseo por vuestra ciudad y tomais algo con vuestra pareja, amigos o simplemente disfrutando del paseo.

Un efecto secundario inevitable del uso de las bolas chinas suele ser el componente morboso que ejerce en vuestra pareja. Si os decidís a pasear con ellas acompañada de vuestra pareja y se lo contáis a medio paseo seguro que se le despierta el lado libidinoso y cuando lleguéis a casa o al hotel estará dispuesto a “ayudaros” sin condiciones para quitároslas. Ahí podéis comenzar a disfrutar del otro uso que le dan la mayoría de las lectoras del blog, el de juguete erótico.

Buscando algún dato más, he consultado a la propietaria de www.intimissimoaranda.com y nos confirmó que el més de agosto del año pasado fue el mes que más bolas chinas se vendieron a lo largo del año. Así que esta idea de utilizar el verano para mejorar nuestra sexualidad la tuvieron también muchas otras chicas.

Animaos y disfrutad del verano que es la mejor época para despertar vuestros sentidos.

Podéis encontrarlas en www.intimissimoaranda.com

Si os gusta el blog podeis votarlo en LA BLOGOTECA

Os he preparado una guía detallada de como colocarse las bolas chinas. Hemos recibido algunos mensajes preguntando por este tema y nos hemos decidido por dar algunos detalles adicionales a los “post” anteriores que hemos ido recopilando de otras colaboradoras. La técnica para colocar las bolas chinas es muy similar a la de la colocación de un tampón.

Antes de empezar: Relájate y tómate tu tiempo. Si estás nerviosa tus músculos se tensarán. Lávate las manos. Ahora, busca la posición que sea más cómoda para ti: sentada en el W.C con las rodillas bien abiertas, inclinada ligeramente con las rodillas flexionadas y separadas, de pie colocando un pie en el W.C, o tumbada en la cama con las piernas abiertas. La posición es la misma que utilizas para introducir un tampón, busca la postura que te sea más cómoda y con la que te sientas más relajada.

1.- Pon unas gotas de lubricante en el extremo de la bola china que vas a introducir primero. Esto te ayudará a que las bolas chinas resbalen con más facilidad. La cantidad de lubricante necesario depende de la textura de las bolas chinas y de la facilidad que tengas para introducirlas. Comienza solo con unas gotas y ve utilizando más lubricante hasta que te vayas sintiendo cómoda al introducirlas. Si utilizas demasiado lubricante al principio puede que luego se resbalen, especalmente si una musculatura del suelo pélvico poco tonificada.

2.- Usa tus dedos para sujetar únicamente la primera bola que vás a introducir y usa la otra mano para abrir los labios mayores que cubren la apertura de la vagina. Coloca el extremo de la bola en la apertura de la vagina y dirígela en dirección hacia tu espalda.Si estás lo suficientemente relajada, sentirás como tu vagina se abre y te deja introducir la primera bola.

3.- Recuerda que tu vagina se extiende hacia atrás, en dirección a la base de la columna, no hacia arriba. Respira unas cuantas veces y empuja suavemente la primera bola dentro de la vagina. Si la bola no entra suavemente, entonces haz pequeños movimientos giratorios o laterales mientras la empujas.

4.- Una vez la hayas introducido haz lo mismo con la segunda. Ya será más fácil. Puede que te encuentres con “la pared” cuando las bolas chinas casi están en tu vagina. Esto es debido a que la vagina no es totalmente recta sino un poco curvada. Si estás tensa y tus músculos son rígidos, puedes sentir molestias. En este caso no te asustes, para un poco, trata de calmarte, relajarte y espera hasta que las molestias desaparezcan. Date suficiente tiempo. Cambia un poco el ángulo de la inserción y puedes seguir empujando con el dedo índice.

5.- Las bolas chinas están ahora dentro de tu cuerpo, con el cordón colgando libremente fuera. Si está bien colocado, no deberías sentirlas a no ser que comiences a moverte con lo cual notarás sus vibraciones. En algunos casos estas vibraciones apenas son perceptibles, pero el peso de las bolas y las vibraciones comenzarán a hacer su trabajo. De esta forma comenzará tu entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, mejorando tu sexualidad y reduciendo la incidencia de problemas como las pérdidas de orina que han sido tratados en otros “post”.

Espero que os sea útil. De cualquier forma, si no lo conseguís, o sentís molestias siempre podréis acudir a vuestro ginecólogo.

Pilates y las bolas chinas

Pilates y las bolas chinas

Ya han terminado las Navidades, y ahora empezamos a darnos cuenta de los excesos en las comidas, del abandono del ejercicio físico, y nuestros remordimientos nos traen de cabeza buscando algún gimnasio para recuperar la forma y tranquilizar nuestras consciencias.

Os propongo que esta vez el tiempo que estáis en el gimnasio lo utilicéis también para ejercitar vuestra musculatura del suelo pélvico. Poneos las bolas chinas durante vuestros ejercicios en el gimnasio. Aprovechareis los beneficios de las bolas para mejorar vuestra sexualidad y pasareis un rato más divertido durante vuestras sesiones deportivas.

No soy la primera en hacer esta propuesta algunos entrenadores de métodos tan conocidos como el Pilates ya han incluido en sus tablas de ejercicios la musculación del suelo pélvico utilizando los ejercicios Kegel. Pero úlitmamente además los instructores complementan estos ejercicios con las bolas chinas. Se trata de aprovechar los beneficios y la sencillez de su uso con la disciplina y combinación de otros muchos ejercicios del método Pilates.

Existen incluso talleres específicos para combinar Pilates y las bolas chinas. Os paso el texto de uno de estos anuncios en un Gimnasio.

“El objetivo principal es la reeducación del suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel, gimnasia abdominal hipropesiva y bolas chinas. Suaves, blandas bolas de látex que te proporcionan vibraciones internas entrenando musculatura vaginal y de la pelvis. Beneficios; tonifican la musculatura perineal previniendo la incontinencia, cierran la vagina favoreciendo un aumento de la sensibilidad vaginal y estimulan las sensaciones eróticas de la mujer entre otros. Mi intención es que l@s asistentes a la sesión integren el trabajo realizado en clase en su vida cotidiana. “

La propuesta me parece muy sugerente, asi que ya estoy buscando en mi ciudad un curso similar. Ya os contaré la experiencia.

Y vosotras, ¿Habeis probado a utilizarlas en el Gimnasio?

CienciaHace unos dias una amiga que visita bastante nuestro blog me envió algunos artículos científicos en donde se hace referencia a los ejercicios pélvicos y al uso de las bolas chinas. Me han parecido tan interesantes que no he resistido la tentación de compartirlos con vosotros.

Parece que las bolas chinas poco a poco se van haciendo un hueco cada vez más importante como un elemento más de la medicina tradicional occidental. Esta vez es desde una web australiana ,dedicada a informar sobre los ejercicios del suelo pélvico (www.pelvicfloorexercise.com.au), donde encontramos multitud de artículos que demuestran la eficacia de los ejercicios pélvicos para prevenir y reducir las pérdidas de orina, para preparase y recuperarse de los partos, o para dar solución a algunas disfunciones sexuales.

Allí se hace mención a un artículo de la revista científica norteamericana “Neurology and Hemodynamics” editada por la Sociedad de Urodinámica y Urología Femenina, en donde hay publicado un artículo de un grupo de científicos suecos (¡que globalizados estamos!) que realizaron un experimento para determinar la eficacia de las bolas chinas frente al método más extendido de realizar los ejercicios de Kegel sin bolas en mujeres con problemas de incontinencia urinaria. En el artículo aparecen datos interesantes como que la incontinencia alcanza el 5% en mujeres jovenes y hasta el 50% en mujeres maduras.

Pero a lo que ibamos. Para el estudio se utilizó un grupo de 37 mujeres de distintas edades comprendidas entre los 26 y 65 años todas ellas con problemas de incontinencia urinaria. A una parte de ellas se las sometió a un programa tradicional de ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica y el otro utilizando bolas chinas durante un periodo de 4 meses. Los resultados fueron los siguientes.

Ambos grupos lograron un fortalecimiento significativo de la musculatura pélvica y una reducción también de los problemas de incontinencia urinaria. Pero además el estudio demostró que el método de fortalecimiento muscular con las bolas chinas fué significativamente mejor que el que no las utilizaba. Asi que finalmente el estudio concluye que el uso de las bolas chinas son una buena alternativa para realizar los ejercicios de fortalecimiento muscular.

Una vez la ciencia se rinde ante las evidencias de la eficacia de un método tan  simple y placentero como es el uso de las bolas chinas.

Animaos …

En muchas ocasiones me habéis preguntado sobre el uso de lubricantes con las bolas chinas. La mayor parte de las dudas son sobre cómo utilizarlos o simplemente para saber para qué sirven. No os voy a soltar un tratado sobre los lubricantes pero no me resisto a contaros mi experiencia con ellos, porque desde que los probé son indispensables en mi neceser.

Los lubricantes actuales están muy lejos de aquellos aceites y vaselinas de otras décadas. Su composición, su textura, su viscosidad han sido especialmente diseñadas para lubricar nuestros genitales. Y os aseguro que la dedicación de la Ciencia ha merecido la pena en este caso.

Los lubricantes más habituales son los que están compuestos con base de love_liquid_kamasutra_1_magua o de silicona. Estos últimos tienen una viscosidad muy especial que cuando la pruebas repites seguro. Además duran bastante más que los de base de agua. Pero tienen la pega de que no son compatibles con el látex o la silicona y por tanto no pueden ser utilizados con bolas chinas, vibradores, o preservativos.

Los lubricantes con base de agua son ideales para utilizarlos en cualquier circunstancia, son muy versátiles, puedes disfrutarlos con juguetes sexuales, con preservativos. No manchan, son muy fáciles de limpiar, simplemente con agua. Y son hipoalergénicos. En fin que todo son ventajas. Por algo son los más vendidos.

Para utilizarlos con las bolas chinas simplemente tienes que poner unas gotitas en la zona de la superficie de la bola que vas a introducir. Es preferible que vayas de menos a más. Si te pasas, te puede resultar más difícil mantenerlas sin que se salgan con el movimiento.

El uso del lubricante te facilitará colocarte las bolas y además te evitará molestias. Además son un complemento ideal para utilizar las bolas como juguete erótico. Y ya sabes que las puedes utilizar sola o con tu pareja. Usa las bolas previamente lubricadas para acariciar tus genitales o los de tu pareja. Las sensaciones son completamente distintas y las caricias se hacen deliciosamente irresistibles.

¿Qué opinión tenéis de los lubricantes?

 

En los artículos anteriores os he contado la forma más habitual de utilizar las bolas chinas. Introduciendolas completamente en la vagina y aprovechando el movimiento que realizamos al andar para provocar las vibraciones que nos harán ejercitar la musculatura vaginal. Pero hay otras muchos otros ejercicios que podemos hacer con nuestras bolas. Y hoy os voy a recomendar uno especialmente indicado para la musculatura del suelo pélvico que además de ser muy efectivo tiene el encanto de poder lo realizar realizar sola o con tu pareja. 
Colocate comoda tumbada. Aplica lubricante en el extremo de las bolas e intruduce unicamente una bola en tu vagina. Con el cordón intenta extraer la bola a la vez que haces fuera con la musculatura de la vagina para mantenerla dentro. Vuelve a relajar la musculatura y repite este ejercicio varias veces de igual forma que repites las series de ejercicios en el gimnasio. Puedes realizar 3 o 4 sesiones durante 15 minutos todos los dias. Además podrás ir comprobando tu misma el fortalecimiento de la musculatura sintiendo la resistencia que puedes oponer con tu vagina a la extracción de la bola.
Es un ejercicio ideal para la iniciación del uso de las bolas, especialemente cuando tu musculatura no es capaz de sujetar su peso. De esta forma vas consiguiendo una tonificación paulatiba de tu musculatura vaginal hasta alcanzar la suficiente fuerza para sujetar las bolas en el interior. Luego puedes seguir con los ejercicios más habituales que hemos comentado en otros artículos.
Esta forma de utilizar las bolas tiene un excitante aliciente añadido porque puedes convertirlo en un juego erótico para realizarlo con tu pareja. Solo tienes que pedirle que sea él (o ella) quien tire de las bolas y sienta la fuerza de tu vagina. Es una forma más de salir de las rutinas de pareja y sentir nuevas sensaciones. Seguro que os gustará.

 

bolas-optEn los artículos anteriores os he contado la forma más habitual de utilizar las bolas chinas introduciendolas completamente en la vagina y aprovechando el movimiento que realizamos al andar para provocar las vibraciones que nos harán ejercitar la musculatura vaginal. Pero hay otros muchos otros ejercicios que podemos hacer con nuestras bolas. Hoy os voy a recomendar uno especialmente indicado para la musculatura del suelo pélvico que además de ser muy efectivo tiene el encanto de poderlo realizar sola o con tu pareja. 

Colocate comoda, tumbada. Aplica lubricante en el extremo de las bolas e intruduce unicamente una bola en tu vagina. Con el cordón intenta extraer la bola a la vez que haces fuerza con la musculatura de la vagina para mantenerla dentro. Vuelve a relajar la musculatura y repite este ejercicio varias veces de igual forma que repites las series de ejercicios en el gimnasio. Puedes realizar 3 o 4 series durante 15 minutos todos los dias. Además podrás ir comprobando tu misma el fortalecimiento de la musculatura sintiendo la resistencia que puedes oponer con tu vagina a la extracción de la bola.

Es un ejercicio ideal para la iniciación del uso de las bolas, especialemente cuando tu musculatura no es capaz de sujetar su peso. De esta forma vas consiguiendo una tonificación paulatina de tu musculatura vaginal hasta alcanzar la suficiente fuerza para sujetar las bolas en el interior. Luego puedes seguir con los ejercicios más habituales que hemos comentado en otros artículos.

Esta forma de utilizar las bolas tiene un excitante aliciente añadido porque puedes convertirlo en un juego erótico para realizarlo con tu pareja. Solo tienes que pedirle que sea él (o ella) quien tire de las bolas y sienta la fuerza de tu vagina. Es una forma más de salir de las rutinas de pareja y sentir nuevas sensaciones. Seguro que os gustará.

 

¿Cuando vais a empezar?

org01Un comentario de Manoli en el anterior artículo me ha obligado a volver a reivindicar el uso de las bolas chinas como instrumento de placer. Ya lo hemos hecho otras veces, y hemos incluido algunos relatos de usuarias de bolas chinas, pero nunca está de más recordarlo.

En muchos foros se habla del uso de las bolas chinas por sus propiedades terapéuticas en el fortalecimiento de la musculatura pélvica. De hecho, como hemos visto en otros artículos, sus cualidades para evitar problemas de incontinencia urinaria, de vaginismo, … son cada vez más reconocidos por la medicina, y ya no es extraño que sean recomendadas por los ginecólogos, o analizadas en estudios científicos. Pero las bolas chinas también se han utilizado y se utilizan como instrumento de placer. Y hasta en su origen, parece que se utilizaban para facilitar la lubricación.

Debemos reivindicar sin tapujos esta faceta que es tan importante como la terapéutica. A estas alturas todos sabemos que una buena salud sexual es imprescindible para mantener una vida sana tanto física como mentalmente. Y las bolas chinas son el instrumento ideal para ello.

Las podemos utilizar en solitario o acompañadas, en casa o fuera, podemos aprovechar las vibraciones que producen sobre nuestra vagina, o podemos utilizarlas como un juguete que puede llegar a acariciar nuestro clítoris o nuestro punto G, podemos pedir a nuestro chico que nos de placer con ellas, podemos utilizarlas para enseñar a nuestro chico como nos gusta que nos acaricien, enseñar donde están nuestros puntos de placer, y muchas otras posibilidades …

Pero la frase que mejor refleja el uso que se le pueden dar a las bolas chinas como juguete erótico es la que aparecía en un foro de parejas en donde una chica nos contaba que hacía cuando quería tener buen sexo con su pareja:

“ … me pongo las bolas chinas y me voy a dar un paseo. Entre el morbo de estar en un lugar público con ellas puestas y las vibraciones que voy notando a cada pasito acabo completamente excitada. Cuando llego a casa le digo a mi chico que llevo las bolas chinas puestas y necesito alguien que me ayude a quitármelas. No falla…”

No creo que haya ningún chico, ni chica, que se resista a esta propuesta.

¿Cuál es vuestra opinión?

 deporte

La musculatura pélvica al igual que cualquier otra estructura muscular necesita un entrenamiento paulatino. No te puedes plantear correr una maratón sin antes haber entrenado una buena temporada. Con las bolas chinas debes seguir pautas similares, comenzar con unos pocos minutos al día, e ir incrementando el tiempo poco a poco.

 

 

Es conveniente empezar con menos peso e ir incrementándolo poco a poco. Esto lo podéis conseguir utilizando algunas bolas como las que hemos recomendado en otras ocasiones, que son desmontables, con lo que puedes comenzar con solo una de ellas.

 

También existe la posibilidad de comprar una sola bola como la “Uno” de la prestigiosa marca Fun-Factory, y posteriormente pasar a las bolas clásicas. En próximos comentarios os hablaré de este producto.

Todo esto dependerá del estado de vuestra musculatura, y del progreso que vayáis notando en el fortalecimiento muscular. Si comenzáis con las dos bolas y sentís que vuestra musculatura no es capaz de sujetarlas debéis retirar una de ellas y comenzar los ejercicios con menos peso.

También podéis comenzar a utilizarlas en casa, realizando los ejercicios de Kegel hasta que seáis capaces de sujetarlas, y a partir de entonces las podréis llevar puestas en cualquier sitio.

¿Pero cuanto tiempo hay que llevarlas?

En uno de los estudios científicos que se han hecho con bolas chinas y que tuvo  resultados muy positivos la pauta que se utilizó fue la siguiente: Durante la primera semana las llevaron puestas 15 minutos, las siguientes semanas 30 minutos. Las bolas las llevaban mientras realizaban cualquier tipo de tarea doméstica, y no las utilizaron durante la menstruación. En menos de 3 meses los resultados en la reducción de la incontinencia urinaria fueron espectaculares. Las pérdidas de orina se redujeron a la quinta parte.

Si las usais para mejorar las relaciones sexuales se siguen pautas similares, e incluso se pueden llevar durante algo más de tiempo. En todos los casos es importante mantener la higiene. Echad un vistazo a los comentarios en los que hemos tratado el tema de la higiene.

 

¿cuáles son vuestras experiencias?


La mejor oferta segura

La mejor oferta

Oferta

Tiendas de Bolas Chinas

Tu tienda de Bolas Chinas
Nuestro blog en
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: