Bolas Chinas

Archive for the ‘Que son las bolas chinas’ Category

Nueva-Smart

“Cuanto mas controles los músculos vaginales, mas elevado será el placer durante las relaciones sexuales. Serás más capaz de controlar estos músculos y de sentir y mejorar tu propio placer si puedes controlar lo que ocurre durante el sexo“. Dra. Lisa Masterson, ginecóloga y obstetra.

Esta es una de las citas que la prestigiosa Fun Factory utiliza en la presentación de las nuevas bolas chinas “Smart Balls”. Pero,  ¿Por que unas nuevas bolas chinas?

En el nuevo diseño las Smart Balls mantienen la calidad de los materiales realizados en silicona “médica” y una estética impecable y efectiva. Las hendiduras laterales siguen haciendo la función de evitar el efecto ventosa y la carcasa integral simplifica su uso. Pero hay detalles importantes como:

  • La hendidura en la primera bola que facilita la introducción y colocación correcta (sistema “easy-in”).
  • La primera bola tiene un tamaño algo inferior con lo que la introducción es progresiva y mas sencilla
  • El cordón se anuncia como fexible y liviano. Y es cierto, apenas se nota cuando las llevas puestas
  • El tamaño total es de 17 cm y el diametro de las bolas es de 3,2 y 3,6 cm
  • Y sí, siguen siendo unas bolas realmente silenciosas. El sistema de movimiento dentro de la carcasa es una patente de Fun Factroy.

Es cierto que han subido el precio pero también estamos ante un artículo más avanzado y de gran calidad. Si aun no habeis empezado, o vuestras bolas chinas ya comienzan a notar el paso del tiempo, o simplemente ya os aburren, las nuevas Smart Balls son una opción ideal.

Recuerda, puedes llevar las bolas chinas mientras sales a correr, estas en el gimnasio, vas a pasear, o vas de compras, al trabajo, cojes el autobus, sales con los amigos, o simplemente te mueves en casa. En todos los casos estarás entrenando sin esfuerzo la musculatura de tu suelo pélvico, para reducir las pérdidas de orina y elevar el control y las sensaciones en las relaciones sexuales.

¿Las habeis probado ya?

bolas-chinas-lelo-luna

Lo que realmente os interesa sobre las bolas chinas.

Solo llevamos unos dias del 2013, pero queremos avanzaros la mejor información y la que más os interesa sobre las bolas chinas. A partir de las estadísticas de Diciembre del 2012 y lo que llevamos del 2013 hemos confeccionado la lista de los temas más visitados del blog con un link que os facilita su consulta.

Los post relacionados con la forma de utilizar las bolaschinas  siguen en cabeza.

Y tenemos otros 30 artículos más.

¿Que artículo falta?

Hoy os toca a vosotras. He recopilado algunos de los comentarios que hemos recibido en las últimas semanas y no me he resistido a compartirlos con vosotras:

- Una lástima que no sean las chinas en bolas las que den el salto

- No lo veo nada raro… Yo, cuando fui a Planificación Familiar para que me dieran la píldora, tuvieron que hacerme un análisis ginecológico. Bueno, pues la cosa llevó un poco de tiempo, porque mi cuerpo se cerraba como el billetero de un escocés. La mujer me preguntó si eso me pasaba también cuando estaba con mi novio y si sufría dolor en el coito. Le dije que no mucho, pero un poco sí, yo pensaba que era normal porque acababa de perder la virginidad. Me dijo que sufría vaginismo. Podía ser algo provocado sólo por timidez, o por un problema psicológico, pero que no era nada terrible, y cuando por fin me relajé y acabamos el examen, me recomendó que usara unas bolas chinas para acostumbrarme a tener algo dentro y controlar yo misma mis músculos, no que ellos me controlasen a mí.

Aunque me dio un poco de corte comprarlas (las compramos mi ex y yo juntos y tuvo que pagarlas él porque yo era incapaz de acercarme al dependiente y durante todo el rato en la tienda parecí una tortuga, escondiendo la cabeza entre los hombros), pero admito que me fue muy bien con ellas y el dolor del coito desapareció. Y… sí, resulta muy divertido estar con un hombre y masajearle desde dentro

- Más efectivo para comenzar que los ejercicios de kegel, que además de requerir un esfuerzo y un tiempo dedicado ex-profeso, requieren saber reconocer cuándo estás apretando o usando esos músculos. Hay gente a la que se le caen las bolas chinas de tan laxa que tiene la musculatura, imaginaos intentando mover un músculo que no notan ni saben cómo buscar.

Y eso es el inicio, luego hay una serie de ejercicios que se pueden hacer: jugar a intentar expulsar/mover por la vagina las bolitas, cambiarlas por unas más pequeñas y seguir haciendo esos ejercicios, etc.

- Al principio era algo que hacían cuatro locas, pero con los años -y la acumulación de estudios en su favor- algunas matronas/ginecólogas han vencido las reticencias y empezado a recomendarlo a las mujeres recién paridas o con problemas de pérdidas de orina, sobre todo para iniciar la recuperación, que es la parte más complicada.

PD: para cuestiones recreativas hay cosas más útiles, aunque ir a un examen con las bolas chinas puestas es remedio infalible contra los nervios…

- Es más fácil, en mi opinión, ejercitar los músculos con ellas, que realizando los ejercicios Kegel, ya que para ellos es necesario que seas tu quien controle los músculos, y si hay mucha gente que aún no conoce bien su cuerpo, como para pedirle que lo controle…

- Si encontráis a alguna mujer que controle bien esos músculos..ya veréis como se nota la diferencia. Porque os aseguro que la hay, que algo los controlo y las sensaciones que ello produce son muy placenteras.

- Lástima que los hombres no podamos ir por la calle paseando con una vagina masajeándonos nuestras partes.

- Y dejemos paso a la publicidad…

- Antes yo sufría la incontinencia en silencio… desde que conozco “bolas saltarinas” todo ha cambiado.”

¿Y vosotras que opinais?

La conservadora industria farmacéutica se ha terminado rindiendo a la evidencia de la eficacia de las bolas chinas. Les ha costado algo así como 500 años, que es el tiempo en el que se suele fijar el origen incierto de las bolas chinas en Japón. Por fín, un laboratorio farmacéutico se ha decidido a comercializar bolas chinas para venderlas en farmacias. Eso si, las venden únicamente como objeto de terapia para fortalecimiento del suelo pélvico y huyen de su utilidad como juguete sexual. Ni siquiera se han atrevido a denominarlas “bolas chinas” en su lugar utilizan el eufemismo de “bolas intravaginales”. En sus instrucciones recomiendan lo mismo que venimos recomendando hace muchos años como utilizar un lubricante para colocarlas o lavarlas con un jabón neutro.

El diseño y materiales son los tradicionales, dos bolas cubiertas de silicona que vibran por efecto de unas bola interior más pesada. Eso si, en prácticamente todos los artículos que he leido sobre esta noticia se hace especial mención a singularidad de la doble vertiente que tienen las bolas chinas, como elemento de placer y terapeútico, como si no supieramos todos, por haberlo experiementado, que el placer en si mismo es terapéutico.

Los sexshop y tiendas eróticas llevan vendiendo una gran variedad bolas chinas sin absurdos prejuicios sexuales desde hace muchos años. Y por supuesto bolas chinas especialmente diseñadas como terapia para fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Estos productos están diseñados por equipos médicos que llevan mucho tiempo trabajando en la mejora de la sexualidad y que ofrecen no solamente bolas chinas, sino vibradores, anillas para el pene, masajeadores, lubricantes, y un sin fin de artículos que son realmente eficaces para mejorar nuestra sexualidad y por tanto para mejorar nuestra salud en general. Los productos que os hemos recomendado como las Smartballs o los vibradores de Fun Fuctory están diseñados y fabricados en una prestigiosa compañía alemana que lleva mucho tiempo siendo líder en el diseño y calidad de sus productos y que cuenta con un importante equipo de ginecólogos.

En resumen que me alegro que la industria farmacéutica haya dado un pasito, pero creo que le queda aún bastante y que es un terreno que evidentemente no domina. La sociedad tiene claro que el juego es el mejor estimulante de nuestra sexualidad y que las nuevas tiendas eróticas ofrecen una gran variedad de posibilidades que se adaptan a cada una de nuestras necesidades. Ya casi nadie considera que un vibrador es un objeto pecaminoso sino que es un artículo diseñado para estimular la sexualidad individual o en pareja. Y es en la nueva generación de tiendas eróticas donde podeis encontrar el mejor asesoramiento en este tipo de artículos.

Así que os recomiendo que echéis un vistazo a la gran variedad y calidad de artículos que existen para mejorar nuestra salud sexual consultando nuestra tienda favorita www.intimissimoaranda.com

Cien

En 1967 fue terminada de escribir la obra de García Márquez “Cien años de Soledad”. El libro describe la vida de una familia desde que participan en la fundación de un pueblo de la zona bananera del Caribe, Macondo hasta la muerte del último descendiente de la familia, un bebé.

Uno de los miembros del extrañísimo árbol genealógico de la familia, Fernanda, cuyo carácter es agrio y disciplinado, vive de puertas a dentro de su casa, y sufre el desamor de su esposo, quien mantiene una relación más o menos estable con otra mujer. Fernanda establece correspondencia con unos médicos invisibles, a los cuales pasa años consultando sobre sus dolencias.

En un pasaje del libro su autor escribe: “….Pero antes de que cumpliera con el reposo previsto, recibió una carta desconcertada de los médicos invisibles, quienes decían haberla registrado durante seis horas sin encontrar nada que correspondiera a los síntomas tantas veces y tan escrupulosamente descritos por ella. En realidad, su hábito pernicioso de no llamar a las cosas por su nombre había dado origen a una nueva confusión, pues lo único que encontraron los cirujanos telepáticos fue un descendimiento del útero que podía corregirse con el uso de un pesario”. … “ decidió amordazar la vergüenza para preguntar qué era un pesario…” … “Entonces se confió a su hijo José Arcadio, y este le mandó los pesarios desde Roma, con un folletito explicativo que ella echó al excusado después de aprendérselo de memoria, para que nadie fuera a conocer la naturaleza de sus quebrantos…”. (José Arcadio, está en Roma siguiendo su carrera religiosa).

Tras leer este texto, busqué en el glosario de términos que incorpora el propio libro al final del mismo, no porque no me imaginara su significado, sino porque quería estar segura de a qué se refería:

PESARIO: “aparato que se coloca en la vagina para corregir el descenso de la matriz”.

Me llevé una grata sorpresa, ya que la definición era del todo aclaratoria, a Fernanda la habían recomendado unas bolas chinas. (Nunca como en esta novela había comprendido el carácter extraordinariamente cíclico del tiempo. Hoy en día volvemos a descubrir métodos científicos que sin duda alguna llevan eternidades inventados.)

Hay muchas opiniones sobre la historia de las bolas chinas. Pero lo que si parece más probable es que su origen, a pesar de denominarse “Bolas Chinas” , se remontae al antiguo Japón feudal.

Museo del sexo de Shangai

Museo del sexo de Shangai

Existe una leyenda que dice que fueron  creadas debido al irrefrenable deseo sexual de un importante emperador. Los consejeros del emperador diseñaron unas bolas de marfil que introducidas en la vagina preparaban a las concubinas para tener relaciones con el emperador sin que éste tuviese que entreternerse en los preliminares sexuales.

También se atribuye su uso a las Geishas, que podrían haberlas utlizardo para fortalecer su musculatura pélvica, y como juego erótico. De ahí que también se conozcan como bolas de geisha.

En la cultura occidental, poco se sabe de las prácticas eróticas orientales, sin embargo, poco a poco se están introduciendo algunas de sus prácticas y objetos sexuales, como es el caso de las Ben Wa  o bolas chinas.

Sin embargo, podría ser que su origen se remonte a epocas anteriores. Aunque no hay evidencias directas del uso de bolas chinas, si se han encontrado distintos objetos sexuales de la época del Neolítico que hoy se pueden ver en museos como el Ancient China Sex Culture Museum de Shangai.

¿Que son las bolas chinas?

Las bolas chinas o, Ben Wan o, bolas de geisha, son dos bolas de 3 a 4 centímetros unidas por un cordón, una goma o un lazo. Cada bola tiene en su interior otra bola más pequeña y más pesada que con el movimiento genera un efecto vibratorio que además de producir sensaciones muy placenteras nos permite ejercitar la musculatura pélvica.

Bolas chinas de nueva generación

Bolas chinas de nueva generación

¿Para que sirven?

Las puedes utilizar en tus juegos sexuales, sola o con tu pareja. Son un objeto fetiche utilizado en el mundo oriental desde hace cientos de años.

También las puedes utlizar como método antiestress. Puedes llevarlas puestas mientras realizas cualquiera de tus actividades cotidianas. El efecto vibratorio conseguido al generar los pequeños golpecitos de las bolas con el movimiento de tu cuerpo, produce un efecto muy placentero.

Y pueden llegr a ser un importante método terapeútico para fortalecer la musculatura pélvica gracias a las pequeñas contracciones provocadas por su efecto de vibración. El fortalecimiento del “suelo pélvico” tiene multiples beneficios como la prevención en la aparición de pérdidas de orina y de otras debilidades habituales en la menopausia, o en las etapas postparto. Pero también mejoran tu salud sexual, incrementan la sensibilidad vaginal, aumentan la lubricación, permiten alcanzar un mejor control de tus orgasmos, …


La mejor oferta segura

La mejor oferta

Oferta

Tiendas de Bolas Chinas

Tu tienda de Bolas Chinas
Nuestro blog en
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: