Bolas Chinas

Archivo del autor

Ya conozco las bolas chinas, pero ¿hay más cosas que no supiera y debiera conocer?

¿Todavía no has participado en ninguna Tupper Sex? Si ninguna de tus amigas aún no te han invitado a una reunión erótica , una de dos, o es que aún no se han enterado de que existen, o es que no son muy ‘buenas amigas’.

En cualquiera de los dos casos, siempre puedes tomar tú la iniciativa. Animate y organízala.

¿Qué necesitas? pues principalmente, ganas de pasar un buen rato,  reírte como hacía tiempo, e inquietud por conocer y probar cosas nuevas de las que además podrás disfrutar.

Dáte ese capricho.

Haz una pequeña lista con aquellas amigas a las que hace tiempo que no ves, o a aquellas que ves a menudo, pero con las que te apetecería pasara un buen rato, distinto.

Te lo van a agradecer, es una oportunidad.

Busca un hueco en tu agenda , y envía la invitación con tiempo suficiente para que puedan organizarse, porque las reuniones, al menos duran dos horas. Y te aseguro, que hasta las tímidas o perezosas , a ésta convocatoria se van a apuntar.

Piensa que en el fondo, a todas nos inquietan las mismas preguntas , y todas queremos saber y mejorar. Se acabaron ya esas tonterías del que dirán y de hacernos las estrechas. Ya es hora de que nos liberemos de esos clichés,  compartiéndo con nuestras amigas una buena tarde.

Asi que , si realmente quieres abrir esa puerta, descubrir nuevas formas de placer, y compartirlo con tus amigas, lidera esta iniciativa .

Hay muchos sitios que se dedican a organizar ‘tupper sex’, pero ya que lo haces, busca un sitio de confianza. Si compraste las bolas chinas en Intimíssimo Aranda, puedes consultar con ellos . Tienen experiencia , y buen gusto , y el único problema es su agenda . Llámales por teléfono (947512038 ), que es más fácil encontrar hueco directamente o envíales un email info@intimissimoaranda.com.

Puedes organizarlo en el sitio que más te apetezca , ya sea una casa, un local , o donde te sientas cómoda.

Por un rato, vamos a dejar la crisis y todos los problemas de un lado, y a garantizar una reunión ‘alegre’ y ‘divertida’.

Anímate !! Y por supuesto, no olvides luego compartir la experiencia.

Vótame en la Blogoteca si te ha gustado. Gracias

La conservadora industria farmacéutica se ha terminado rindiendo a la evidencia de la eficacia de las bolas chinas. Les ha costado algo así como 500 años, que es el tiempo en el que se suele fijar el origen incierto de las bolas chinas en Japón. Por fín, un laboratorio farmacéutico se ha decidido a comercializar bolas chinas para venderlas en farmacias. Eso si, las venden únicamente como objeto de terapia para fortalecimiento del suelo pélvico y huyen de su utilidad como juguete sexual. Ni siquiera se han atrevido a denominarlas “bolas chinas” en su lugar utilizan el eufemismo de “bolas intravaginales”. En sus instrucciones recomiendan lo mismo que venimos recomendando hace muchos años como utilizar un lubricante para colocarlas o lavarlas con un jabón neutro.

El diseño y materiales son los tradicionales, dos bolas cubiertas de silicona que vibran por efecto de unas bola interior más pesada. Eso si, en prácticamente todos los artículos que he leido sobre esta noticia se hace especial mención a singularidad de la doble vertiente que tienen las bolas chinas, como elemento de placer y terapeútico, como si no supieramos todos, por haberlo experiementado, que el placer en si mismo es terapéutico.

Los sexshop y tiendas eróticas llevan vendiendo una gran variedad bolas chinas sin absurdos prejuicios sexuales desde hace muchos años. Y por supuesto bolas chinas especialmente diseñadas como terapia para fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Estos productos están diseñados por equipos médicos que llevan mucho tiempo trabajando en la mejora de la sexualidad y que ofrecen no solamente bolas chinas, sino vibradores, anillas para el pene, masajeadores, lubricantes, y un sin fin de artículos que son realmente eficaces para mejorar nuestra sexualidad y por tanto para mejorar nuestra salud en general. Los productos que os hemos recomendado como las Smartballs o los vibradores de Fun Fuctory están diseñados y fabricados en una prestigiosa compañía alemana que lleva mucho tiempo siendo líder en el diseño y calidad de sus productos y que cuenta con un importante equipo de ginecólogos.

En resumen que me alegro que la industria farmacéutica haya dado un pasito, pero creo que le queda aún bastante y que es un terreno que evidentemente no domina. La sociedad tiene claro que el juego es el mejor estimulante de nuestra sexualidad y que las nuevas tiendas eróticas ofrecen una gran variedad de posibilidades que se adaptan a cada una de nuestras necesidades. Ya casi nadie considera que un vibrador es un objeto pecaminoso sino que es un artículo diseñado para estimular la sexualidad individual o en pareja. Y es en la nueva generación de tiendas eróticas donde podeis encontrar el mejor asesoramiento en este tipo de artículos.

Así que os recomiendo que echéis un vistazo a la gran variedad y calidad de artículos que existen para mejorar nuestra salud sexual consultando nuestra tienda favorita www.intimissimoaranda.com

Suelo pelvico, bolas chinas

Suelo pelvico, bolas chinas

¿Que es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un grupo de músculos y tendones que cierran la cavidad del abdomen por su parte inferior y que sujetan y mantienen en su posición natural a la vejiga de la orina, el útero, la vagina y el recto.

Disfunciones del suelo pélvico

Las disfunciones o debilidades de la musculatura del suelo pélvico ocasionan una mala posición de los órganos que sostiene que  puede derivar en problemas de incontinencia urinaria, prolapsos vaginales, disfunciones intestinales o disfunciones sexuales como el vaginismo, la dispaneuria que es el dolor vaginal que durante el acto sexual, la disminución en la intensidad de los orgasmos o la ausencia completa de los mismos.

La incontinencia urinaria suele ser el primer síntoma de alarma y comienza a aparecer  al realizar algún esfuerzo repentino en la cavidad abdominal como una tos, una risa, un pequeño salto o simplemente bailando.

¿A quien afecta? ¿Cuales son las causas?

La incidencia de los problemas de debilidad del suelo pélvico afectan a un gran número de mujeres. Se piensa que alrededor de un tercio de las mujeres sufren algún tipo de disfunción.

El ejercicio de la musculatura del suelo pélvico no surge de forma espontanea por lo que si no se ejercita voluntariamente mediante ejercicios específicos o utilizando bolas chinas poco a poco puede ir debilitandose. Además existen varias causas y factores de riesgo que inciden o agravan su deterioro: la edad, el número de partos, el estreñimiento crónico, la obesidad, algunas prácticas deportivas o enfermedades respiratorias crónicas son factores que van debilitando la tonificación de esta muscultura.

¿Como tonificar el suelo pélvico?

No es extraño que dada la gran incidencia en la población especialmente femenina existan unidades médicas especializadas en el tratamiento del suelo pélvico, y congresos dedicados en exclusiva a este tema. Y cada vez hay un mayor número de estudios centrados en la asistencia y cespecialmente en la prevención de estos problemas.

En el blog ya hemos citado algunos de estos artículos científicos que demuestran la eficacia de las bolas chinas como método para la prevención y recuperación de la musculatura del suelo pélvico. Y cada vez más colaboramos con fisioterapeutas de distintas clínicas y organizaciones que utilizan las bolas chinas.

¡¡¡ Animate y cuidate !!!

Os traigo un nuevo artículo sobre los beneficios del uso de las bolas chinas, esta vez realizado en España, y con unos resultados espectaculares. El artículo fué presentado en el XXX Congreso de la Asociación Española de Enfermería en Urología. Los autores pertenecen a Centros de Salud y Hospitales de Sevilla y su artículo fué considerado el ganador a la mejor comunicación presentada en el congreso.

El estudio analiza la evolución de mujeres menopaúsicas con incontinencia urinaria utilizando medidas innovadoras como la toma de fitoestrógenos para “engañar” la evolución natural del cuerpo a esas edades y …

” … medidas clásicas como los ejercicios de rehabilitación del suelo pélvico asociados al mantenimiento de bolas chinas en vagina, magníficas para este fin, aunque más conocidas como juguete sexual.

Los resultados obtenidos a los 6 meses de la implantación de estas medidas han sido espectaculares, teniendo en cuenta el bajo coste y la inocuidad del tratamiento.

Las bolas chinas cada vez son más utilizadas y reconocidas como método para el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico, y por tanto, como método para previnir y corregir problemas como la incontinencia urinaria, recuperación postparto, mejora de los procesos de lubricación y sensibilidad vaginal, etc. Y todo ello con un mínimo coste y de forma inocua.

Este estudio está focalizado en los problemas de incontinencia urinaria llegada la edad de la menopausia. Asegura que mientras otros problemas asociados a la menopausia únicamente afectan a un pequeño porcentaje de la población femenina, la atrofia urogenital afecta a todas las mujeres postmenopausicas. Y hace especial enfasis en las implicaciones sicológicas y sociales de este tipo de problemas:

“Al margen de los números, la mujer menopáusica sufre un gran número de síntomas genitourinarios que alteran su actividad en la vida diaria, movilidad, cuidado corporal y función mental, lo que le provoca angustia, síntomas depresivos y sensación de malestar psicológico, que acaba repercutiendo en la relación social y restringe su actividad.”

Los resultados del estudio son claros y demuestran la eficacia de este tipo de métodos en la tonificación de la musculatura pélvica y con ello en la mejoría de los trastornos genitourinarios. Y hacen especial mención a la mejoría de la vida sexual de las pacientes.

“Por añadidura, la vida sexual de estas mujeres se vio mejorada y enriquecida.”

Sin duda, un estudio ejemplar en el que se analizan científicamente los beneficios de las bolas chinas de forma integral atendiendo a los aspectos fisiológicos, pero también sicológicos o sociales.

¡¡¡ Animaos a probarlas !!!

Bolas Chinas

Pilates y las bolas chinas

Pilates y las bolas chinas

Ya han terminado las Navidades, y ahora empezamos a darnos cuenta de los excesos en las comidas, del abandono del ejercicio físico, y nuestros remordimientos nos traen de cabeza buscando algún gimnasio para recuperar la forma y tranquilizar nuestras consciencias.

Os propongo que esta vez el tiempo que estáis en el gimnasio lo utilicéis también para ejercitar vuestra musculatura del suelo pélvico. Poneos las bolas chinas durante vuestros ejercicios en el gimnasio. Aprovechareis los beneficios de las bolas para mejorar vuestra sexualidad y pasareis un rato más divertido durante vuestras sesiones deportivas.

No soy la primera en hacer esta propuesta algunos entrenadores de métodos tan conocidos como el Pilates ya han incluido en sus tablas de ejercicios la musculación del suelo pélvico utilizando los ejercicios Kegel. Pero úlitmamente además los instructores complementan estos ejercicios con las bolas chinas. Se trata de aprovechar los beneficios y la sencillez de su uso con la disciplina y combinación de otros muchos ejercicios del método Pilates.

Existen incluso talleres específicos para combinar Pilates y las bolas chinas. Os paso el texto de uno de estos anuncios en un Gimnasio.

“El objetivo principal es la reeducación del suelo pélvico mediante ejercicios de Kegel, gimnasia abdominal hipropesiva y bolas chinas. Suaves, blandas bolas de látex que te proporcionan vibraciones internas entrenando musculatura vaginal y de la pelvis. Beneficios; tonifican la musculatura perineal previniendo la incontinencia, cierran la vagina favoreciendo un aumento de la sensibilidad vaginal y estimulan las sensaciones eróticas de la mujer entre otros. Mi intención es que l@s asistentes a la sesión integren el trabajo realizado en clase en su vida cotidiana. “

La propuesta me parece muy sugerente, asi que ya estoy buscando en mi ciudad un curso similar. Ya os contaré la experiencia.

Y vosotras, ¿Habeis probado a utilizarlas en el Gimnasio?

Enviado por: Andrea.JAPAN-SENIOR-FASHION-HEALTH

La semana pasada me encontré con una amiga que no veía hacía tiempo. Entramos en un bar a tomar algo, y no salimos hasta pasadas al menos tres horas. Y hablando de todo un poco llegamos a los temas realmente importantes. Sí, hablamos de salud, pero también de sexo, y como una cosa llevaba a la otra terminó preguntándome “para qué” utilizo las bolas chinas. Así que le contesté:

– Mira mejor te cuento el “porqué” las utilizo. Me parece mucho más interesante.

Las utilizo porque me niego a que en un futuro no muy lejano mi destino pase por utilizar las gigantescas compresas-pañal que nos anuncian en la tele. Me deprime.

Porque con el lío que tengo todos los días soy incapaz de recordar que tengo hacer los dichosos ejercicios que te mandan los fisioterapeutas para mantener la musculatura del suelo pélvico. Los hago los dos días posteriores a la revisión y luego se me olvida. Sin embargo, de mis bolas me acuerdo siempre.

Porque cada vez que veo a alguna chica embarazada por la calle y llevo mis bolas, me pregunto porque mi ginecólogo no me dijo que existían, y porque no me las recomendó para acelerar la recuperación de la musculatura en el postparto.

Porque eso de fortalecer la musculatura del suelo pélvico también me hace tener mas control de mis orgasmos y disfrutarlos con más intensidad. Y he aprendido algunos trucos que a mi pareja le matan de placer.

Porque en ese ratito en el que te las pones y decides por donde voy a pasear con mis bolas chinas vuelve el sexo a mi cabeza. Nadie sabe que las llevo puestas pero a mi me excita, y a mi chico aún más cuando se lo cuento. Y eso hace que charlemos más desinhibidamente de sexo, que falta nos hace a todos.

Porque cuando llevo puestas las bolas chinas me olvido de las preocupaciones y de las bobadas que te alejan de lo verdaderamente importante. Y eso me relaja.

Porque he descubierto que mi pareja ha encontrado otros muchos usos, y con ello hemos encontrado el placer de los juguetitos de adultos.

Porque quiero sentirme segura y no abuela prematura.

Después de esta retahíla de “porqués” mi amiga me soltó :

– ¡Estoy segura de que las llevas puestas!

Y vosotras, ¿las habéis utilizado ya?

AAAAEn estos días he estado releyendo el informe Durex sobre el bienestar y satisfacción sexual, y me gustaría compartir con vosotros algunos datos que por lo evidentes nos deberían hacer cambiar nuestros hábitos y lanzarnos a mejorar nuestra vida sexual. El estudio se realizó entre 1.000 personas y los resultados muestran aspectos clave de nuestra sexualidad que seguramente conocemos o intuimos pero que no terminamos de aplicarlos a nosotros mismos.

El primer dato que llama la atención es que la mayoría de los encuestados (65%) afirman que “una buena vida sexual es parte vital de la vida”. Y esta apreciación es aplicable a todas las edades y en todos los países. También la mayoría del los encuestados (63%) consideran que “el sexo es beneficioso para la salud y el bienestar”.

Se ha encontrado una relación estadísticamente significativa que confirma algo que ya sabíamos pero que no está nada mal que nos lo recuerden y es que la vida sexual es un factor clave del bienestar general.

Sin embargo, a pesar de lo importante que consideramos el sexo en nuestras vidas, menos de la mitad de los encuestados están satisfechos con su vida sexual (44%). Aparentemente, dice Durex, “hemos perdido la facultad para la aventura, la libido y el interés” en el sexo.

Los motivos pueden ser muchos, entre otros puede estar el de una educación sexual deficiente. De hecho la mayoría de los españoles encuestados (55%) consideran que tienen carencias en educación sexual y que hubieran deseado aprender más sobre distintos aspectos relacionados con el sexo. Pero es que además se desprende del informe que un mayor conocimiento aporta mayor satisfacción sexual, y lo que es más importante que la satisfacción sexual se traduce en salud, tanto física como emocional.

Otra causa de insatisfacción aparece ligada a la edad y la duración de las relaciones. A medida que las relaciones son más duraderas disminuye el nivel de satisfacción sexual y la frecuencia sexual. Y el informe hace especial énfasis en que las mujeres sufrimos una “fase especialmente crítica” en la frecuencia e intensidad de los orgasmos entre los 45 y 54 años, si bien remontamos a partir de los 55 años.

Por otra parte la empresa deduce que aquellos que reconocen culminar “siempre” con el orgasmo están más involucrados en las actividades sexuales y son los que “probablemente” han tomado medidas para mejorar su vida sexual y los que emplean en sus relaciones diferentes juguetes sexuales.

Sin embargo, solo el 20-25% de la población utiliza juguetes sexuales, aunque curiosamente el sector de la población que más está introduciendo los juguetes sexuales en sus relaciones es el de 45 a 55 años.

Esto de las estadísticas no es algo en lo que crea ciegamente, pero las conclusiones de este estudio son evidentes no por los números sino porque es algo que todas ya sabíamos.

El sexo es determinante para nuestra salud, física y mental. Y existen formas sencillas y eficaces para mejorar nuestra vida sexual. Así que, no vale con dejar que vaya pasando la vida y a la vez se vaya deteriorando nuestra sexualidad. Tenemos que ponernos las pilas (las nuestras y las de nuestros juguetitos). Hay que reaccionar. Siempre hay tiempo para reaccionar. Leer y aprender sobre el sexo es un buen paso. Introducir en nuestra relación componentes lúdicos como los juegos y juguetes eróticos también. Y por su puesto mantener una buena salud sexual con ejercicios como los que os proponemos con las bolas chinas.

¿Os vais a quedar ahí cruzadas de brazos?

Enviado por: Celia.

Cien

En 1967 fue terminada de escribir la obra de García Márquez “Cien años de Soledad”. El libro describe la vida de una familia desde que participan en la fundación de un pueblo de la zona bananera del Caribe, Macondo hasta la muerte del último descendiente de la familia, un bebé.

Uno de los miembros del extrañísimo árbol genealógico de la familia, Fernanda, cuyo carácter es agrio y disciplinado, vive de puertas a dentro de su casa, y sufre el desamor de su esposo, quien mantiene una relación más o menos estable con otra mujer. Fernanda establece correspondencia con unos médicos invisibles, a los cuales pasa años consultando sobre sus dolencias.

En un pasaje del libro su autor escribe: “….Pero antes de que cumpliera con el reposo previsto, recibió una carta desconcertada de los médicos invisibles, quienes decían haberla registrado durante seis horas sin encontrar nada que correspondiera a los síntomas tantas veces y tan escrupulosamente descritos por ella. En realidad, su hábito pernicioso de no llamar a las cosas por su nombre había dado origen a una nueva confusión, pues lo único que encontraron los cirujanos telepáticos fue un descendimiento del útero que podía corregirse con el uso de un pesario”. … “ decidió amordazar la vergüenza para preguntar qué era un pesario…” … “Entonces se confió a su hijo José Arcadio, y este le mandó los pesarios desde Roma, con un folletito explicativo que ella echó al excusado después de aprendérselo de memoria, para que nadie fuera a conocer la naturaleza de sus quebrantos…”. (José Arcadio, está en Roma siguiendo su carrera religiosa).

Tras leer este texto, busqué en el glosario de términos que incorpora el propio libro al final del mismo, no porque no me imaginara su significado, sino porque quería estar segura de a qué se refería:

PESARIO: “aparato que se coloca en la vagina para corregir el descenso de la matriz”.

Me llevé una grata sorpresa, ya que la definición era del todo aclaratoria, a Fernanda la habían recomendado unas bolas chinas. (Nunca como en esta novela había comprendido el carácter extraordinariamente cíclico del tiempo. Hoy en día volvemos a descubrir métodos científicos que sin duda alguna llevan eternidades inventados.)

dedales00

Llega el final de las vacaciones. Se acabaron esos días desordenados, intensos o relajados, pero sobre todo, distintos. Volvemos a casa, al trabajo, a nuestras tareas habituales. Y es el momento en el que la boca se nos llena de buenos propósitos: este año voy a seguir una dieta, voy a hacer más deporte, voy a pasar de mi jefe. Y si no se nos ocurre nada, ahí está la tele para proponernos interesantísimas actividades como coleccionar dedales de todo el mundo, o recopilar 300 fascículos cada uno con su piececita de madera para construir una réplica del Titanic, o la bonita colección de bomberos de plomo.

Sin duda en esta época debemos estar receptivos a comenzar nuevas actividades. Los publicistas ya sabéis que van sobre seguro. Así que porque no aprovechar esas energías para comenzar algo que realmente sea util, placentera y nos ayude a pasar esta etapa de trance postvacacional. Os propongo que este año hagamos el propósito de mejorar nuestra vida sexual. Nos dará muchas satisfacciones a nosotros y a nuestra pareja, pero además lo pasaremos bien mientras vamos dando pasitos en ese camino.

Y como primer pasito os propongo comenzar, o retomar, el uso de las bolas chinas. Con los ejercicios que ya conocéis (aparecen en muchos otros tags de este blog) fortaleceréis vuestra musculatura pélvica y eso nos ayudará a tener mayor control de nuestros orgasmo y que sean más intensos. Pero lo mejor es que mientras las utilizamos también disfrutaremos de esas vibraciones y de la excitación de llevarlas puestas. No es lo mismo un lunes en la oficina, en el mercado, llevando al niños a la guardería, con o sin las bolas puestas.
Asi que, ánimo!!! Vamos a empezar este nuevo curso con buen pié.
¿Como habéis pensado comenzar vosotras?

Y como primer pasito os propongo comenzar, o retomar, el uso de las bolas chinas. Con los ejercicios que ya conocéis (aparecen en muchos otros comentarios de este blog) fortaleceréis vuestra musculatura pélvica y eso nos ayudará a tener mayor control de nuestros orgasmos y que sean más intensos. Pero lo mejor es que mientras las utilizamos también disfrutaremos de esas vibraciones y de la excitación de llevarlas puestas. No es lo mismo un lunes en la oficina, en el mercado, llevando al niños a la guardería, con o sin las bolas puestas.

Así que … ¡¡¡ Ánimo!!! Vamos a empezar este nuevo curso con buen pié.

¿Como habéis pensado comenzar vosotras?

CienciaHace unos dias una amiga que visita bastante nuestro blog me envió algunos artículos científicos en donde se hace referencia a los ejercicios pélvicos y al uso de las bolas chinas. Me han parecido tan interesantes que no he resistido la tentación de compartirlos con vosotros.

Parece que las bolas chinas poco a poco se van haciendo un hueco cada vez más importante como un elemento más de la medicina tradicional occidental. Esta vez es desde una web australiana ,dedicada a informar sobre los ejercicios del suelo pélvico (www.pelvicfloorexercise.com.au), donde encontramos multitud de artículos que demuestran la eficacia de los ejercicios pélvicos para prevenir y reducir las pérdidas de orina, para preparase y recuperarse de los partos, o para dar solución a algunas disfunciones sexuales.

Allí se hace mención a un artículo de la revista científica norteamericana “Neurology and Hemodynamics” editada por la Sociedad de Urodinámica y Urología Femenina, en donde hay publicado un artículo de un grupo de científicos suecos (¡que globalizados estamos!) que realizaron un experimento para determinar la eficacia de las bolas chinas frente al método más extendido de realizar los ejercicios de Kegel sin bolas en mujeres con problemas de incontinencia urinaria. En el artículo aparecen datos interesantes como que la incontinencia alcanza el 5% en mujeres jovenes y hasta el 50% en mujeres maduras.

Pero a lo que ibamos. Para el estudio se utilizó un grupo de 37 mujeres de distintas edades comprendidas entre los 26 y 65 años todas ellas con problemas de incontinencia urinaria. A una parte de ellas se las sometió a un programa tradicional de ejercicios para fortalecer la musculatura pélvica y el otro utilizando bolas chinas durante un periodo de 4 meses. Los resultados fueron los siguientes.

Ambos grupos lograron un fortalecimiento significativo de la musculatura pélvica y una reducción también de los problemas de incontinencia urinaria. Pero además el estudio demostró que el método de fortalecimiento muscular con las bolas chinas fué significativamente mejor que el que no las utilizaba. Asi que finalmente el estudio concluye que el uso de las bolas chinas son una buena alternativa para realizar los ejercicios de fortalecimiento muscular.

Una vez la ciencia se rinde ante las evidencias de la eficacia de un método tan  simple y placentero como es el uso de las bolas chinas.

Animaos …

baileBueno, a lo que voy , también hacemos anualmente un festival, donde martirizamos a nuestras familias con los nuevos bailes aprendidos . Pero aún sabiendo que es una exhibición familiar, no podemos remediar cierta tensión y nerviosismo antes de salir a actuar. El día antes, dando una paseo , y como ya es habitual con las bolas puestas, pues estábamos comentando el asunto. Y fue él quién me dio la idea : ¿Por qué no bailas con las bolas chinas puestas? ¡ No sabes lo relajada que se te ve cuando estás con ellas!

Además de relajada, mi pareja y yo bailamos como nunca .El sentimiento de sabernos cómplices de nuestro secreto, hizo que nos olvidáramos del resto , y dejándonos llevar por la música , era como si los dos estuviéramos sintiendo las vibraciones de las bolas.
Mientras estábamos saludando al público, la profesora , que normalmente no tiene demasiadas palabras de halago con nosotros, es más , lo mejor que puedes  esperar es que apruebe la actuación con un silencio, nos cogió de la mano, y nos dijo en bajito : ‘ Habéis estado espléndidos. Cómo se nota que estabais disfrutando’ No lo sabes tú bien, pensé yo.
Y mientras seguía saludando y sonriendo al público , le comenté  :
‘ Es que llevamos las bolas chinas puestas ‘
Noté que me miró, no se si estupefacta , incrédula o qué, pero por primera vez , la vimos con la cara sonrojada  y nerviosa delante del público.
¡ Qué poder tienen estas bolas !
Ahora estamos pensando que pasará el curso que viene…

baileDespués de leer algunas de las experiencias con las Bolas Chinas de este blog, me he animado a contaros la mía.

Veréis, mi pareja y yo acudimos ya hace tiempo a clases de bailes de salón. La verdad es que disfrutamos bastante, no solo bailando, si no con todo el  grupo. Nos sirve de excusa para organizar cenas, bailes, viajes.

Bueno, a lo que voy , también hacemos anualmente un festival, donde martirizamos a nuestras familias con los nuevos bailes aprendidos . Pero aún sabiendo que es una exhibición familiar, no podemos remediar cierta tensión y nerviosismo antes de salir a actuar. El día antes, dando una paseo , y como ya es habitual con las bolas puestas, pues estábamos comentando el asunto. Y fue él quién me dio la idea : ¿Por qué no bailas con las bolas chinas puestas? ¡ No sabes lo relajada que se te ve cuando estás con ellas!

Además de relajada, mi pareja y yo bailamos como nunca .El sentimiento de sabernos cómplices de nuestro secreto, hizo que nos olvidáramos del resto , y dejándonos llevar por la música , era como si los dos estuviéramos sintiendo las vibraciones de las bolas.

Mientras estábamos saludando al público, la profesora , que normalmente no tiene demasiadas palabras de halago con nosotros, es más , lo mejor que puedes  esperar es que apruebe la actuación con un silencio, nos cogió de la mano, y nos dijo en bajito : ‘ Habéis estado espléndidos. Cómo se nota que estabais disfrutando’ No lo sabes tú bien, pensé yo.

Y mientras seguía saludando y sonriendo al público , le comenté  :

‘ Es que llevamos las bolas chinas puestas ‘

Noté que me miró, no se si estupefacta , incrédula o qué, pero por primera vez , la vimos con la cara sonrojada  y nerviosa delante del público.

¡ Qué poder tienen estas bolas !

Ahora estamos pensando que pasará el curso que viene…

* Enviado por Elvira

En muchas ocasiones me habéis preguntado sobre el uso de lubricantes con las bolas chinas. La mayor parte de las dudas son sobre cómo utilizarlos o simplemente para saber para qué sirven. No os voy a soltar un tratado sobre los lubricantes pero no me resisto a contaros mi experiencia con ellos, porque desde que los probé son indispensables en mi neceser.

Los lubricantes actuales están muy lejos de aquellos aceites y vaselinas de otras décadas. Su composición, su textura, su viscosidad han sido especialmente diseñadas para lubricar nuestros genitales. Y os aseguro que la dedicación de la Ciencia ha merecido la pena en este caso.

Los lubricantes más habituales son los que están compuestos con base de love_liquid_kamasutra_1_magua o de silicona. Estos últimos tienen una viscosidad muy especial que cuando la pruebas repites seguro. Además duran bastante más que los de base de agua. Pero tienen la pega de que no son compatibles con el látex o la silicona y por tanto no pueden ser utilizados con bolas chinas, vibradores, o preservativos.

Los lubricantes con base de agua son ideales para utilizarlos en cualquier circunstancia, son muy versátiles, puedes disfrutarlos con juguetes sexuales, con preservativos. No manchan, son muy fáciles de limpiar, simplemente con agua. Y son hipoalergénicos. En fin que todo son ventajas. Por algo son los más vendidos.

Para utilizarlos con las bolas chinas simplemente tienes que poner unas gotitas en la zona de la superficie de la bola que vas a introducir. Es preferible que vayas de menos a más. Si te pasas, te puede resultar más difícil mantenerlas sin que se salgan con el movimiento.

El uso del lubricante te facilitará colocarte las bolas y además te evitará molestias. Además son un complemento ideal para utilizar las bolas como juguete erótico. Y ya sabes que las puedes utilizar sola o con tu pareja. Usa las bolas previamente lubricadas para acariciar tus genitales o los de tu pareja. Las sensaciones son completamente distintas y las caricias se hacen deliciosamente irresistibles.

¿Qué opinión tenéis de los lubricantes?

Huevo-remotoHoy os traigo un juguete que se puede catalogar dentro de la categoría de bolas chinas por su forma y por algunas otras características pero que tiene otras muchas e interesantes aplicaciones.

Se trata de un vibrador con forma huevo con un tacto muy suave y agradable, tiene 5 cm de largo y 3 de diámetro, y como las bolas chinas, tiene un cordón para sacarlo con facilidad de la vagina.

Pero lo que le hace realmente especial es su mando a distancia inalámbrico con el que se activa y desactiva la vibración. El mando es discreto, muy ligero, tiene un tamaño de 7 x 3 cm y funciona con 2 pequeñas pilas de botón. El fabricante asegura que tiene un alcance de 8 metros. Lo he probado con las pilas nuevas y alcanza distancias algo mayores.

Lo podéis utilizar de forma similar a las bolas chinas, pero en este caso las vibraciones en lugar de producirlas tu propio movimiento, las proporciona el pequeño y silencioso motor que tiene el huevo en su interior y que se activa con el mando a distancia. Esas vibraciones son las que os estimularán a realizar los ejercicios de contracción muscular con los que ejercitareis vuestra musculatura pélvica.

Pero sin duda el mando a distancia ofrece otras muchas posibilidades para utilizarlo como uno de los juguetes eróticos más divertidos. Lo puedes usar sola para complementar una buena sesión de  masturbación, se lo puedes dejar a tu pareja y que sea quien dirija los momentos de estimulación. Pero aún más divertido puede ser utilizarlo en lugares poco habituales para los juguetes eróticos. Al ser un juguete absolútamente discreto puedes disfrutarlo en la oficina, un restaurante, el transporte público, el gimnasio, dando un paseo, … Y de igual forma lo puedes activar tu o dejarselo a tu pareja.

Un juguete con muuuuuuuchas posibilidades.

HaciendaMes de Mayo, además de mes de las flores, alergias y comuniones, toca declarar a Hacienda. Y claro, como todos los años , tengo un lío tremendo y decido ir a la oficina de la Delegación de Hacienda más cercana, donde siempre me han tratado estupendamente y me informan de todo.

 Voy a ir dando un paseo, lo que significa, como ya es habitual, que me pongo mis bolas chinas y tan contenta.

Mientras voy cruzando el río de esta maravillosa ciudad, voy notando las vibraciones , y aunque se que el destino no es muy excitante (lo mismo me toca pagar ), mis bolas siempre me lo hacen todo más placentero. Llega un momento, que estoy tan en trance, que ni me acuerdo que llevo algo ajeno a mi cuerpo…y ahí estuvo el problema.

Llego a la puerta, dejo el bolso en el control de seguridad, como el año pasado, paso el control de metales, con una sonrisa de lado a lado y sonriendo al guarda jurado, y PIPIPI.. para atrás otra vez. El cinturón, pienso yo…y vuelvo a intentarlo …PIPIPI

Miro en los bolsillos, y respiro. Tenía unas monedas. Las dejo en la bandeja, vuelvo a pasar y PIPIPI…

No hace falta que os diga más. La guarda jurado (porque era chica), me pasó entonces el detector manual por todo el cuerpo, y claro, ya se fue aclarando el entuerto..

Pero cual sería mi sorpresa , cuando la guarda jurado (porque era una chica), me miró de reojillo, pasó por el detector , y empezó a sonar el mismo ruidito, PIPIPI . No lo puedo asegurar, pero su sonrisa de cómplice la delataba.

También llevaba las bolas puestas.

¿que pensais de los controles de seguridad?


Nuestro blog en
A %d blogueros les gusta esto: