Bolas Chinas

Posts Tagged ‘usar las bolas chinas

Os he preparado una guía detallada de como colocarse las bolas chinas. Hemos recibido algunos mensajes preguntando por este tema y nos hemos decidido por dar algunos detalles adicionales a los “post” anteriores que hemos ido recopilando de otras colaboradoras. La técnica para colocar las bolas chinas es muy similar a la de la colocación de un tampón.

Antes de empezar: Relájate y tómate tu tiempo. Si estás nerviosa tus músculos se tensarán. Lávate las manos. Ahora, busca la posición que sea más cómoda para ti: sentada en el W.C con las rodillas bien abiertas, inclinada ligeramente con las rodillas flexionadas y separadas, de pie colocando un pie en el W.C, o tumbada en la cama con las piernas abiertas. La posición es la misma que utilizas para introducir un tampón, busca la postura que te sea más cómoda y con la que te sientas más relajada.

1.- Pon unas gotas de lubricante en el extremo de la bola china que vas a introducir primero. Esto te ayudará a que las bolas chinas resbalen con más facilidad. La cantidad de lubricante necesario depende de la textura de las bolas chinas y de la facilidad que tengas para introducirlas. Comienza solo con unas gotas y ve utilizando más lubricante hasta que te vayas sintiendo cómoda al introducirlas. Si utilizas demasiado lubricante al principio puede que luego se resbalen, especalmente si una musculatura del suelo pélvico poco tonificada.

2.- Usa tus dedos para sujetar únicamente la primera bola que vás a introducir y usa la otra mano para abrir los labios mayores que cubren la apertura de la vagina. Coloca el extremo de la bola en la apertura de la vagina y dirígela en dirección hacia tu espalda.Si estás lo suficientemente relajada, sentirás como tu vagina se abre y te deja introducir la primera bola.

3.- Recuerda que tu vagina se extiende hacia atrás, en dirección a la base de la columna, no hacia arriba. Respira unas cuantas veces y empuja suavemente la primera bola dentro de la vagina. Si la bola no entra suavemente, entonces haz pequeños movimientos giratorios o laterales mientras la empujas.

4.- Una vez la hayas introducido haz lo mismo con la segunda. Ya será más fácil. Puede que te encuentres con “la pared” cuando las bolas chinas casi están en tu vagina. Esto es debido a que la vagina no es totalmente recta sino un poco curvada. Si estás tensa y tus músculos son rígidos, puedes sentir molestias. En este caso no te asustes, para un poco, trata de calmarte, relajarte y espera hasta que las molestias desaparezcan. Date suficiente tiempo. Cambia un poco el ángulo de la inserción y puedes seguir empujando con el dedo índice.

5.- Las bolas chinas están ahora dentro de tu cuerpo, con el cordón colgando libremente fuera. Si está bien colocado, no deberías sentirlas a no ser que comiences a moverte con lo cual notarás sus vibraciones. En algunos casos estas vibraciones apenas son perceptibles, pero el peso de las bolas y las vibraciones comenzarán a hacer su trabajo. De esta forma comenzará tu entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, mejorando tu sexualidad y reduciendo la incidencia de problemas como las pérdidas de orina que han sido tratados en otros “post”.

Espero que os sea útil. De cualquier forma, si no lo conseguís, o sentís molestias siempre podréis acudir a vuestro ginecólogo.

baileBueno, a lo que voy , también hacemos anualmente un festival, donde martirizamos a nuestras familias con los nuevos bailes aprendidos . Pero aún sabiendo que es una exhibición familiar, no podemos remediar cierta tensión y nerviosismo antes de salir a actuar. El día antes, dando una paseo , y como ya es habitual con las bolas puestas, pues estábamos comentando el asunto. Y fue él quién me dio la idea : ¿Por qué no bailas con las bolas chinas puestas? ¡ No sabes lo relajada que se te ve cuando estás con ellas!

Además de relajada, mi pareja y yo bailamos como nunca .El sentimiento de sabernos cómplices de nuestro secreto, hizo que nos olvidáramos del resto , y dejándonos llevar por la música , era como si los dos estuviéramos sintiendo las vibraciones de las bolas.
Mientras estábamos saludando al público, la profesora , que normalmente no tiene demasiadas palabras de halago con nosotros, es más , lo mejor que puedes  esperar es que apruebe la actuación con un silencio, nos cogió de la mano, y nos dijo en bajito : ‘ Habéis estado espléndidos. Cómo se nota que estabais disfrutando’ No lo sabes tú bien, pensé yo.
Y mientras seguía saludando y sonriendo al público , le comenté  :
‘ Es que llevamos las bolas chinas puestas ‘
Noté que me miró, no se si estupefacta , incrédula o qué, pero por primera vez , la vimos con la cara sonrojada  y nerviosa delante del público.
¡ Qué poder tienen estas bolas !
Ahora estamos pensando que pasará el curso que viene…

baileDespués de leer algunas de las experiencias con las Bolas Chinas de este blog, me he animado a contaros la mía.

Veréis, mi pareja y yo acudimos ya hace tiempo a clases de bailes de salón. La verdad es que disfrutamos bastante, no solo bailando, si no con todo el  grupo. Nos sirve de excusa para organizar cenas, bailes, viajes.

Bueno, a lo que voy , también hacemos anualmente un festival, donde martirizamos a nuestras familias con los nuevos bailes aprendidos . Pero aún sabiendo que es una exhibición familiar, no podemos remediar cierta tensión y nerviosismo antes de salir a actuar. El día antes, dando una paseo , y como ya es habitual con las bolas puestas, pues estábamos comentando el asunto. Y fue él quién me dio la idea : ¿Por qué no bailas con las bolas chinas puestas? ¡ No sabes lo relajada que se te ve cuando estás con ellas!

Además de relajada, mi pareja y yo bailamos como nunca .El sentimiento de sabernos cómplices de nuestro secreto, hizo que nos olvidáramos del resto , y dejándonos llevar por la música , era como si los dos estuviéramos sintiendo las vibraciones de las bolas.

Mientras estábamos saludando al público, la profesora , que normalmente no tiene demasiadas palabras de halago con nosotros, es más , lo mejor que puedes  esperar es que apruebe la actuación con un silencio, nos cogió de la mano, y nos dijo en bajito : ‘ Habéis estado espléndidos. Cómo se nota que estabais disfrutando’ No lo sabes tú bien, pensé yo.

Y mientras seguía saludando y sonriendo al público , le comenté  :

‘ Es que llevamos las bolas chinas puestas ‘

Noté que me miró, no se si estupefacta , incrédula o qué, pero por primera vez , la vimos con la cara sonrojada  y nerviosa delante del público.

¡ Qué poder tienen estas bolas !

Ahora estamos pensando que pasará el curso que viene…

* Enviado por Elvira


Nuestro blog en
A %d blogueros les gusta esto: